fachadas vegetales

Este mes ha salido publicado en la revista OCU y en Redes para la Ciencia, un nuevo sistema de jardines verticales para fachadas que reducen la temperatura interior de los edificios.  Este sistema, patentado por Terapia Urbana, ha sido desarrollado por profesores de la Universidad de Sevilla.   Éstos han diseñado un jardín vertical “activo” capaz de reducir la temperatura interior de un edificio hasta 10ºC en pleno verano.

El funcionamiento se basa en hacer pasar el aire caliente, del exterior o interior, del edificio a través del jardín vertical: el agua que circula por el sustrato donde se desarrolla la vegetación absorbe el calor del aire al evaporarse.  De esta forma los niveles de humedad, temperatura y calidad del ambiente interior del edificio se mantienen óptimos y equilibrados.

Según los investigadores, estos sistemas pueden producir un ahorro en energía eléctrica para refrigeración y ventilación de hasta el 5% por cada grado centígrado de temperatura interior que el jardín logra reducir.  Además, según Antonio Franco, uno de los autores de la patente: “este biofiltro natural retiene las partículas exteriores como el polen (…) o gases contaminantes”, mejorando la calidad del aire.  Interesante, ¿verdad?.

Sus beneficios energéticos son:

  • Reducen el consumo energético debido a climatización (al no ser necesario atemperar tanto aire exterior).
  • Reducen el consumo energético debido a ventilación (reduce necesidad de ventilación al mejorar el filtrado del aire).
  • Enfrían el ambiente por refrigeración evaporativa.
  • Proporcionan aislamiento térmico.

Beneficios ambientales:

  • Importante biofiltración del aire(fijan CO2) por efecto del filtrado a través del jardín.
  • Fijan más de 300 compuestos orgánicos volátiles (VOC.)
  • Reducen las emisiones de CO2 de la instalación de climatización.
  • Mejoran el confort acústico.
  • Producen oxígeno, mejorando la calidad del aire de la ciudad.
  • Mejoran la calidad ambiental del entorno laboral.
  • Aumentan el confort visual y reducen el estrés.
  • Reducen el absentismo laboral.
  • Reducen el calor acumulado en zonas urbanas.

Estas fachadas urbanas tapizadas con plantas, también ayudan a mejorar la imagen urbana de nuestras ciudades y crean espacios de vida en zonas construidas, recuperando el espacio verde perdido.

Junto con las cubiertas ajardinadas, son uno de los principales elementos que se utilizan en la arquitectura bioclimática.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s