Oscar Niemeyer

Oscar Niemeyer fue un arquitecto brasileño, considerado uno de los personajes más influyentes de la arquitectura moderna internacional.  Murió el pasado 5 de diciembre.  Tenía 104 años.

 

Conoció y colaboró con Le Corbusier, fue seguidor y gran promotor de sus ideas, descubrió las posibilidades de un material de construcción nuevo llamado hormigón armado, participó en el proyecto para la sede de la ONU en Nueva York, siendo uno de los principales responsables del equipo de diseño, levantó la Torre Copan de São Paulo, uno de los grandes hitos de la ciudad… Y, no menos importante, se afilió al Partido Comunista de Brasil. Ocurrió a mitad de los años 40 y su fidelidad ha durado hasta el final de sus días. En los años 90, presidió el partido.

Dentro de su obra destaca la construcción de Brasilia como nueva capital de su país durante los años 1960. El doctor Juscelino Kubitschek, político socialista quien llegó al Gobierno con un programa de reformas radicales que incluyen la creación de una nueva capital en el centro del país para así romper la tensión bicéfala entre São Paulo y Río de Janeiro. El presidente contaba con un proyecto de Lucio Costa sobre el que trabajó Niemeyer. Y Brasilia nació como la imagen que hoy conocemos.

Niemeyer fue el principal responsable de algunos icónicos edificios públicos de la ciudad, como el Congreso Nacional de Brasil, la Catedral de Brasilia, el Palacio de Planalto y el Palácio da Alvorada.

“Si quisiéramos hacer una comparación con la pintura, podríamos decir que Le Corbusier es el Picasso y Oscar Niemeyer el Matisse”, ha afirmado el arquitecto francés Jean Nouvel, sobre el maestro brasileño.

Para el arquitecto Richard Rogers, quien ganó el premio Pritzker al igual que Niemeyer, el brasileño era “un gran arquitecto, uno de los maestros originales que dieron forma al movimiento moderno”. “Sus edificios son hermosos, plásticos, bien proporcionados, dinámicos, y blancos; combinan la escultura, la funcionalidad y la ciencia con el arte”.

No es el ángulo oblicuo que me atrae, ni la línea recta, dura, inflexible, creada por el hombre. Lo que me atrae es la curva libre y sensual, la curva que encuentro en las montañas de mi país, en el curso sinuoso de sus ríos, en las olas del mar, en el cuerpo de la mujer preferida. De curvas es hecho todo el universo, el universo curvo de Einstein.

Oscar Niemeyer

Oscar4

niteroi 50bfe842b3fc4b2ac0000107_oscar-niemeyer-arquitecto-incasante_centro_niemeyer-528x281 ml_Brasilia_01_900 ml_david_airbod_9_1 ml_oscar_niemeyer_2012_01_685 ml_oscar_niemeyer_2012_05_950 ml_oscar_niemeyer_2012_12_900 Brazilian Architect Oscar Niemeyer

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s